Un gran barco singular clásico en venta por Barcos Singulares

Aunque el Nerissa no sea muy conocido en el circuito de las regatas de barcos clásicos, ello se debe a que su propietario ha participado a pocas en los más de veinte años que tiene el barco, seguramente no a sus prestaciones que son elevadísimas. Además de muy rápido, el Nerissa es fácil de manejar, pues sus propietarios han estado navegando por el Mediterráneo con una familia de tres niños y sin piloto automático ni enrrolladores de ningún tipo. Como cualquier diseño de Arthur Robb, es un barco muy elegante y como cualquier barco construido por Beltrami, es robustísimo. Construido completamente de teca y Monel, constituye un objeto realmente único y excepcional. Su historia es muy interesante con antiguos propietarios como el Conde Marone Cinzano y un posible espía inglés en Rusia durante la “crísis de los misíles”. Está en muy buen estado de mantenimiento y con pocas añadiduras podría ser un barco ganador en las regatas de clásicos.

Charter! Charter! Charter!