El Sunbeam 36.2 ha sido elegido como barco de entrenamiento por la Armada alemana

El elegantísimo Sunbeam 36.2 ha sido seleccionado por la Armada alemana como barco de entreno de sus guardiamarinas. Cinco unidades de este modelo serán progresivamente entregadas a la Marina militar alemana.

Para llegar a ello, la embarcación ha sido inspeccionada en todos los detalles, con el objetivo de obtener la certeza de que dure por lo menos treinta años de actividad y que obtenga la plena certificación del Lloyd alemán.

El Sunbeam 36.2, además de ser muy elegante, es un crucero muy rápido, ceñidor y de elevadísima calidad, como todos los Sunbeam.